Una espina lastima a Almodóvar

Artículo publicado en El Universal

Hasta hoy que la Mostra ha decidido dárselo como un “León de Oro a la Carrera” en reconocimiento a su trayectoria. Pero Pedro tiene una espina bien clavada y es la de saber que este trofeo merecía estar en sus manos pues corre la leyenda de que cuando trajo a Venecia, hace 31 años, la película “Mujeres al borde de un ataque de nervios” el entonces Presidente del Jurado, Sergio Leone, quería premiar su cinta.

“Reirá, reirá. Ciertamente el viejo Almódovar reirá cuando sostenga en sus manos el León de Oro por toda una carrera que la dirección de la Mostra le ha concedido (justamente) pero tal vez en el fondo de su corazón sienta una pizca de rabia melancólica al no haber obtenido nunca en su larga y animada vida el primer premio de ninguno de los dos festivales más importantes, la propia Mostra y Cannes”, decía textual el periódico italiano que da cobertura al Festival de la ciudad de los canales.

Era Gian Luigi Rondi, de la era de la Democracia Cristiana y “Entre tinieblas” le parecía una película muy obscena. Afortunadamente los problemas con Rondi trascendieron a la prensa y esto generó mucha empatía en el Festival con lo cual fue imposible sacarla de la Selección, recordó el cineasta manchego que en 1988 volvió con “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, lo recuerdo como una gran fiesta. La rueda de prensa era como un gran teatro, una puesta en escena. La risa predominaba en todos los periodistas, las actrices estaban espectaculares. Ganamos el premio a Mejor Guión. El recuerdo que yo tengo es que dimos la imagen de una España ultramoderna”.

Deja un comentario