Etiqueta: un mundo de cine

Lo imperdonable de Ellen DeGeneres

Columna publicada en El Universal

Es indignante lo que ocurrió alrededor de la productora de The Ellen DeGeneres show, pues le arrebató al público la idea del personaje extraordinario que representaba la lucha por la igualdad

El caso de Ellen DeGeneres —una de las presentadoras más amadas de EU que últimamente ha caído en desgracia tras las acusaciones de abusos, racismo y acoso en su famoso programa The Ellen DeGeneres show— ha sido uno de los más decepcionantes que han seguido los medios de todo el mundo del entretenimiento.

Lo que ha ocurrido dentro de su productora, en la que se suponía se creaba un proyecto cuya misión era generar felicidad es indignante.

Era una mujer que luchaba por la diversidad, una figura solidaria que actuaba como catalizador en la sociedad mega capitalista de EU y que salió con valentía del armario para abrirle camino a otras celebridades que temían hacerlo y que luchó por los derechos de la comunidad LGTB.

En los casi 17 años que duró su programa no hubo figura que no se sentara en su butaca de entrevistados: fue desde Barack Obama hasta Brad Pitt, pasando por otra de las mujeres más influyentes de América, Oprah Winfrey. La lista es infinita.

Pero no, resulta que todo era un espejismo, una perfecta maquinaria de mercadotecnia para crear el personaje de esta mujer humanitaria y cercana que generaba una fortuna con su show, cientos de empleos y de intereses, empezando por los de ella misma que con este personaje cobraba un sueldo de 50 millones de dólares anuales.

La realidad, se descubrió, es que tras bambalinas Ellen era una jefa prepotente, ambiciosa, caprichosa y abusiva.

Que sus empleados callaron durante mucho tiempo por miedo a las represalias y a que la opinión pública nunca hubiera querido creer la realidad, pues renunciar a lo que Ellen nos vendía es muy duro.

Darse cuenta de que esa persona que te hace reír y que el mundo parezca un poco más amable es mentira enoja porque quizá lo más grave de todo esto es la decepción que queda tras descubrir, otra vez más, que no podemos creer en nadie y que el final feliz no existe.

Por ello es que la posible renuncia de Ellen sabe a poco en medio de todo el escándalo, porque aunque haya un cierto dejo de justicia al saber que se tendrá que someter al escrutinio público, que perderá privilegios y que del amor pasará al odio como ha sucedido con tantas otras estrellas a quienes la verdad los ha alcanzado, el daño es irreparable porque el mensaje que ha dejado es el de que no existen las buenas intenciones en el mundo de los reflectores y nos quita el pequeño espacio que nos quedaba para darle cabida a la ingenuidad, a pensar que tal vez existía alguien que cuando todo se ponía oscuro, nos hacía reír y recordar que hay lugares felices. Que DeGeneres nos haya arrebatado a Ellen es imperdonable.

Norton da su visión sobre el Tourette

Artículo publicado en El Universal

Motherless Brooklyn, su segundo filme como director que también protagoniza, cierra el Festival de cine de Nueva York

Nueva York.— Mañana finaliza el Festival de cine de NY y lo hace con las proyecciones de la cinta escrita, producida y dirigida por Edward Norton, Motherless Brooklyn, filme basado en la novela homónima de Jonathan Lethem que se sitúa en los años 50 y sigue los pasos de Lionel Essrog, un detective con Síndrome de Tourette que busca hacer justicia a la muerte de su amigo y mentor.

En la rueda de prensa tras mostrar al mundo por primera vez su segundo filme como director, Norton, acompañado por Willem Dafoe y la actriz Gugu Mbatha-Raw, habló de lo liberador que fue conocer al escritor de la novela antes de filmar.

“Algo que me ayudó mucho fue que Jonathan me dijo que no creía en las adaptaciones fieles a los libros porque nunca podrían ser iguales así que me dio su bendición: ‘hazla y agrégale tu toque personal, ponle lo tuyo’. A partir de ahí se me quitó un gran peso de encima y pude lanzarme a crear el filme como yo creía que tenía que ser”, aseguró.

Norton es uno de los muchos actores a los que de vez en cuando les gusta dirigir, apuntó que la tarea como director se complica cuando además de la visión global del proyecto tienes que dirigirte.

“Por un lado ayuda que tienes muy claro lo que quieres hacer con el personaje pero por otro está la preocupación de cuidar el espacio de los demás actores, sin embargo, la clave para mí y que me quitó mucha presión fue que elegí al mejor elenco posible”, dijo el realizador, al que también le pareció fascinante explorar lo que sucedía en Nueva York en los años 50.

“Y que puede relacionarse mucho con lo que sucede ahora”, agregó el director, para el que elegir a Alec Baldwin para interpretar a un constructor corrupto y cuya actuación hace muchos guiños a las imitaciones de Trump que han hecho famoso a Baldwin en los últimos años.

La importancia de cómo retratar una condición como la del Síndrome de Tourett que tiene su personaje fue algo que también apasionó a Edward.

“Para mí lo más importante era evitar el mayor error al convertir a las personas que las tienen en santos. Algo maravilloso de Daniel Day Lewis en Mi pie izquierdo es que su personaje tiene momentos en los que muestra que también puede estar lleno de ira y ser un cabrón. Es una persona integral, no alguien reducido a su enfermedad. Y eso es lo que yo quería lograr con Lionel”.

Chris O’Dowd: voy a ser el nuevo James Bond

Es encantador, simpático y muy divertido y al finalizar la entrevista que estábamos haciendo en el hotel Crosby Street de Nueva York por la nueva película que estrena al lado de Rose Byrne llamada Juliet, Naked le pregunté qué otros proyectos que tenía en puerta le emocionaban y entonces fue cuando me contó, que justo esta mañana Barbara Broccoli, productora de la franquicia del agente más famoso del mundo, le había llamado para decirle que él sería el nuevo James Bond. Me quedé en shock, no sabía si bromeaba o era cierto, pero la verdad es que yo no dudaría en darle el papel a alguien como él porque si algo le sobra es carisma.

Ojalá que pronto se haga oficial y podamos confirmar que lo que el actor me reveló de primera mano ya es un hecho. Me encantará verlo en faceta de galán simpático y si todo sigue en pie, ver lo que los productores tienen preparado para este nuevo Bond que bajo la tutela de O’Dowd sin duda pinta para ser alguien cercano, simpático y muy divertido.

Por lo pronto a todos los fans de Bond les recomiendo que vayan a verlo en esta cinta llamada Juliet, Naked que coprotagoniza con Rose Byrne. Una nueva comedia romántica del director de Our Idiot Brother, The Chateau y series como Glow y Girls que se estrenará muy pronto en México y USA.