Etiqueta: #LittleWomen

Hablar del pasado es actual

Columna publicada en El Universal.

Difiero en absoluto de quienes piensan que mirar hacia el pasado no tiene aprendizajes para la actualidad. La frase que se le ha atribuido a Confucio y Napoleón Bonaparte que dice que “aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla” no podría ser más cierta.

Últimamente he escuchado muchas quejas acerca de cómo el cine se ha volcado demasiado en explorar situaciones de otras épocas o en hacer ciertos remakes dejando al lado la modernidad. Para mí, la clave está en analizar a profundidad qué remake se está haciendo y qué tema se está revisitando.

Porque sí, Mujercitas, a pesar de haber sido escrita en 1868 por Louisa May Alcott, aún habla de muchas cosas que siguen sucediendo y de temas que son vigentes. No es extraño pues, que a pocos años del #MeToo y de que se den a conocer cifras de escándalos de cómo en el siglo XXI sigue existiendo el techo de cristal y una desigualdad salarial para las mujeres en la gran mayoría de los países del mundo, Mujercitas y esa Jo que sueña con vivir de su escritura resuene en muchas madres e hijas.

Sobra decir que el mundo está lleno de Megs, Amys, Beths y Marmees. Y lo cierto es que es bello poder ver esas historias envueltas en vestuarios y escenarios de otra época que por más lejana que esté, conecta y dice algo valioso hoy en día.

Qué decir de las películas de guerra. “¿Otra más?”, es la pregunta que he escuchado constantemente. Otra más, pero ojo, que si se trata de 1917 o de Jojo Rabbit no nos están diciendo algo nuevo sino que nos están recordando algo importante: la guerra duele, el odio destruye, los extremos son peligros. Alrededor de los días en que 1917 se estrenó en salas, la crispación entre Estados Unidos e Irán estaba llegando al límite en el que nadie descartaba el inicio de la tercera guerra mundial.

Así es que no puedo pensar en un tema más vigente y oportuno que en el de ambas películas, porque cuando las personas piensan que ya basta de hablar de Hittler, surge una película que de forma brillante nos vuelve a recordar lo que pasa con el fascismo. En una Europa cada vez más polarizada, con los gobiernos de extrema derecha ganando cada vez más terreno, es importante recordar lo que ocurre cuando estos llegan al poder.

El cine está hecho para entretenernos, sí, pero también para provocarnos la reflexión, para actuar como un espejo y plasmar lo que nos ocurre y lo que no hemos aprendido y tenemos que volver a vivir una y otra vez aunque sea a través de la ficción.

Y sí, también hay cintas que buscan la taquilla fácil, que carecen de contenido y de invención, que pueden estar disfrazadas de tecnología, de temas “actuales” y de aseveraciones superficiales. La calidad y profundidad de las mismas no tiene que ver con el año en el que se sitúan, la época que les da contexto o el tema que se está abordando sino con cómo lo hacen, hacia dónde te llevan.

En ese sentido, mirar al pasado no podría ser más progresista.

“Mujercitas” se adapta a conflictos actuales

Artículo publicado en El Universal

La cinta muestra la maternidad como algo complicado, aseguró la actriz Laura Dern

El filme es protagonizado por actrices reconocidas como Saoirse Ronan (Jo Mach), Emma Watson (Meg March), Florence Pugh (Amy March), Eliza Scanlen (Beth March), Laura Dern (Marmee March) y Meryl Streep (Aunt March).

No todas las protagonistas se detuvieron a hablar con los medios de comunicación. Laura Dern, quien interpreta a la madre de las cuatro jóvenes March, describió como “fácil y disfrutable” haber trabajado con estas figuras de Hollywood: “además de todo el talento que poseen, tuvimos oportunidad de pasar muchísimo tiempo juntas y convertirnos en grandes amigas”.

La actriz consideró que lo valioso de esta cinta —que se prevé sea estrenada el 25 de diciembre en Estados Unidos y en México— radica en poder retratar cómo las mujeres también están aprendiendo a no saberse madres perfectas.

Un episodio que marcó la carrera de Laura Dern fue el que protagonizó con Ellen DeGeneres el 30 de abril de 1997. En “The Puppy Episode” (El episodio cachorro), Laura interpretó al amor romántico del alter ego de DeGeneres, quien salió así del armario.

“Haber estado ahí en esos momentos en los que dijo esas palabras por primera vez en su vida y ver cómo el que lo compartiera también cambió la de muchas personas es algo que me tocó para siempre y por lo que le estaré siempre agradecida”, recordó la estrella.

El episodio ganó los premios Emmy al Mejor guión de comedia y a la Mejor edición. Además de un premio Peabody y DeGeneres obtuvo el premio GLAAD en 1998.

Ha sido nominada al Oscar como Mejor actriz por su trabajo en la película El precio de la ambición y al Oscar a la Mejor actriz de reparto por Alma salvaje.