Seigner lamenta acoso a Polanski

Artículo publicado en El Universal

Venecia.— Después de las declaraciones de la presidenta del jurado, Lucrecia Martel al decir que no iría a la gala de la película J’Accuse (El oficial y el espía), del director polaco Roman Polanski, quien hace décadas huyó de la justicia norteamericana al ser acusado de haber violado a Samantha Geimer cuando la joven tenía 13 años, todas las miradas se centraron en la proyección de la polémica cinta ayer en la Sala Dársena y la Sala Grande del Festival.

En una conversación previa al estreno de la cinta en el festival, Polanski habló con el escritor francés Pascal Bruckner, quién le preguntó cómo había logrado lidiar con tantos años de persecución.

“Mi trabajo no es una terapia pero tengo que admitir que muchos de los aparatos de persecución que veo en el filme me son familiares y eso claramente me inspiró”, añadió.

A pesar de que se especulaba que tras la presentación del filme el cineasta daría la rueda de prensa por videoconferencia esto no sucedió.

Esto no es un tribunal moral, sino una maravillosa muestra de cine. Agradezco a Dios haber podido trabajar con Roman y haber dado al público esta historia, que es de una actualidad desconcertante”, armó intentando zanjar el tema.

“La sensación de persecución de Roman es fácil de entender si conoces su vida. Yo estoy casada con él desde hace 30 años y sé por lo que ha pasado”, aseguró la también actriz fetiche de Polanski.

Deja un comentario