Categoría: Festivales

Scarlett hizo catarsis al actuar un divorcio

Artículo publicado en El Universal

Marriage story logra llevarte por la soledad, el desconcierto y lo desgarrador que puede ser el proceso de un matrimonio que se rompe.

“Vivir con otro actor es complicado. Tiene que haber un entendimiento real de cómo compartes tu tiempo, especialmente cuando las carreras de las dos personas van al mismo ritmo”, explicó entonces.

Tras presentar en Venecia la cinta del director neoyorquino que compite por el León de Oro, Johansson ha sido muy cautelosa en qué contar y qué no al hablar de la película que tiene muchas similitudes con su historia, pues habla de un matrimonio que pese a querer separarse de la mejor forma se ve atrapado en lo complicado del proceso y la agresividad del mismo y que tiene un hijo por el que pelear custodia. La actriz contó que cuando llegó a hablar con Baumbach por primera vez acerca de la cinta ella justo estaba atravesando por su divorcio.

“Esta película fue una experiencia que me ayudó a hacer catarsis”.

“Su dinámica es parecida a la de la familia de la que provengo. Hay muchas partes de su carrera con las que me puedo identificar”, recordó la niña prodigio que era empujada a los castings por su madre, una actriz y productora de cine que fue su mánager hasta 2012.

La Mostra arranca llena de polémica

Artículo publicado en El Universal

Como dicta el protocolo, la primera rueda de prensa del festival de cine más antiguo del mundo estuvo a cargo del Jurado presidido por Lucrecia Martel y que también conforma el fotógrafo mexicano Rodrigo Prieto.

Este festival comienza rodeado de polémicas con las declaraciones de su director, Alberto Barbera, quien sustentó su decisión de tener estas obras al afirmar que “la historia del arte siempre ha estado llena de criminales y no por eso los hemos borrado”.

Al mismo tiempo reconoció la importancia que tiene poder abrir estos debates en un Festival de esta envergadura y alcance.

Agregó que no puede ponerse por encima de todas las cuestiones judiciales que sigan dando vueltas en torno a él, pero que sí puede solidarizarse con la posición de la víctima para quien ese tema ya está terminado.

Venecia reprueba en igualdad. Este año la Competencia del festival sólo cuenta con dos cintas dirigidas por mujeres y eso ha traído muchos dolores de cabeza a Barbera quien ha sido duramente criticado porque de las 21 películas a concurso, sólo dos están dirigidas por mujeres: Babyteeth, de Shannon Murphy, y The perfect candidate, de la árabe Haifaa Al- Mansour, es decir, que sólo 9.5% de los filmes tiene a mujeres al frente.

Brad y Leo. No fotos y no ventanas

Entrevista publicada en El Universal.

El silencio antes del encuentro con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en el Hotel Carlton de Cannes es notorio. Para poder acceder a ellos todas las cámaras de los celulares son tapadas con cinta adhesiva.

Ambos se ven cómodos de estar el uno con el otro y confirmaron que el bromance (como se suele decir a las grandes amistades entre hombres) del que el mundo está hablando es real. Y es que según contaron, cuando te conviertes en una gran estrella te apartas de todo y es precisamente en el trabajo en donde logras crear tus vínculos más importantes.

Pitt por su parte, interpreta al doble de DiCaprio y el amigo y conductor, Cliff Booth. Y si algo dejó claro Leo es que después de trabajar juntos en esta cinta a Brad lo considera un verdadero amigo. Pitt en su estilo bromeó: “Yo todavía estoy en el proceso de evaluarlo pero luce bien tiene buenas perspectivas. Siento un gran respeto por él. Si Leo se fuera ahora mismo, dejaría una marca indeleble en la historia cinematográfica”.

“Para los dos algo esencial para trabajar es el director y el guión. Si eso funciona entonces viene lo demás y si todo se alinea para que ambos elijamos el mismo proyecto, genial. En este caso todo se dio”, explicó DiCaprio.

“Es algo que no nos molesta. Por favor ¡ellos eran los mejores! Recuerdo que mientras veía Butch Cassidy and the Sundance kid en el autocinema cuando estaba en primero de primaria, al final no podía parar de llorar pero no quería que mis padres me vieran, me daba vergüenza”, dijo Pitt.

“Es una gran respuesta, estoy de acuerdo”, coincide Leo.

“Ese es otro gran tema, ver cómo nuestra industria cambia. El lado bueno es que surge una riqueza de historias interesantes y creativas. ¿Qué significa eso para la experiencia cinematográfica y comunitaria? Es lo que está en cuestión”, dice Pitt.

Gael descubre otro México

“Afortunadamente como actor tengo el chance de estar en esta puerta giratoria de sets, de diferentes dinámicas, universos y posturas ante el trabajo y eso lo aprendes”, dice a EL UNIVERSAL en la terraza del Hotel Majestic horas después de que su película se estrenó en el Festival de Cannes

Ese motor sólo llegó con la idea de hacer Chicuarotes, que se estrena el 27 de junio en México.

“Algo que también me llamó mucho la atención fue la posibilidad de internarme en un mundo muy diferente al mío, entenderlo y explorarlo. Y es que en realidad siento que es como si hubiera hecho una película en Finlandia porque hay algo que no dejó de sorprenderme y es que nunca paré de decirme a mí mismo: ‘¡carajo! Esto sucede en la misma ciudad en la que vivo y no conocemos esto’. Y lo digo así, generalizando, porque muy poca gente tiene idea de ese lugar”, reflexionó el cineasta, cuya película se sitúa en San Gregorio Atlapulco —uno de los pueblos originarios de la delegación Xochimilco— en donde la necesidad empuja a sus dos protagonistas a idear un peligroso plan para salir de su situación que tomará caminos inesperados. 

“Pero lo que me da mucha curiosidad es qué es lo que va a pasar con toda la gente que es de San Gregorio y que trabajó en Chicuarotes porque siento que a ellos la película también los movió. Muchos de los actores jóvenes, la gran mayoría de hecho, son de ahí y ahora se están preguntando si quieren dedicarse a la actuación, otros ya están empezando a plantearse hacer cine y eso es hermoso”, dice el cineasta, quien para realizar este filme hizo, junto con su equipo, una investigación con la que se adentraron a fondo en el pueblo de San Gregorio

Lo que le encanta de la película, señala, es que logra navegar por la comedia negra con mucho equilibrio y tiene muchas sutilezas.

Para Bernal, la película puede gustar o no pero siente que lograron hacer algo muy original.

Read More
0

Palmas para el cine social en Cannes

La entrega de premios en el Festival de Cannes fue en su mayoría para filmes con temas políticos. La Palma de Oro fue para Parasite, cinta sobre la lucha de clases

Es un filme del que Iñárritu explicó: “Es una experiencia única y muy inesperada. El misterio de la cinta, la forma sorpresiva como te va llevando por muchos géneros y va tocando temas tan globales, estando ubicada en un mundo tan particular nos tocó profundamente a todos”.

“La mayoría con la audiencia, lo cual es una gran experiencia. Después discutíamos y dábamos nuestras impresiones pero nunca una decisión. Simplemente dejamos ver cómo esa experiencia se iba transformando durante los siguientes días”, explicó.

Algo interesante en el palmarés de Cannes 2019 es que la mayoría de los filmes que se premiaron tiene que ver con un aspecto político y social en el mundo actual. “Personalmente creo que para nosotros fue muy interesante ver cómo todos los temas que abordan las películas son urgentes. Como Michael Moore dijo en la gala: ‘el arte es un reflejo de lo que ocurre’. El arte muchas veces puede ver el futuro y los creadores tienen una sensibilidad especial para ver qué es lo que viene”, dijo González Iñárritu.

“El cine tiene una urgencia de la conciencia social, lo cual es muy interesante. Pero me gustaría apuntar que sería un error decir que nuestras decisiones fueron influenciadas por nuestras agendas políticas porque ninguna otra cosa más allá del filme fue lo importante al dar estos premios. No importó quién lo dirigía o de qué país era, fue una experiencia y decisión cien por ciento cinematográfica sin ninguna agenda política”, señaló el realizador.

En esta ocasión ese premio fue para las cintas Les Misérables (Ladj Ly) y Bacurau (Kleber Mendonca Filho & Juliano Dornelles).

El premio más aclamado fue el que recibió el actor Antonio Banderas quien dijo: “Me tomó 40 años llegar aquí. Y como es bien sabido, aunque mi personaje se llama Salvador Mallo en la cinta, en realidad es Pedro Almodóvar, así que no puedo más que dedicarle este premio a él.

<

Read More
0

México gana un pedacito de Cannes con “Nuestras madres”

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

El actor mexicano lanzó la siguiente frase: “A veces sólo se necesita una palabra para ponerle el título a una película pero generalmente se necesitan muchas palabras para escribir un guión. Compañero, hermano, señor presidente, por favor me podría decir quién ganó el Mejor guión”, dijo el mexicano hablando en español.

Uno de los premios más emblemáticos de Cannes es la Cámara de Oro, pues impulsa a las futuras promesas del cine y este año fue para el filme guatemalteco Nuestras madres, protagonizado por dos actores mexicanos Armando Espitia y Emma Dib.

Rambo viene a México por venganza: Stallone

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

“En los filmes anteriores, Rambo nunca va a casa, pero en el nuevo, regresa. Aunque de una forma en la que nunca llega. Está ahí pero no lo está. Así es como toda la historia está construida. Tan pronto como sale de su puerta, no tiene más control. El mundo lo hace”, dijo Stallone.

“Rambo se va para allá. Y suceden cosas muy malas. Va a haber una venganza muy seria en esta película, muchas personas siendo lastimadas”, contó.

Read More
0

“Once upon a time” es mi ROMA: Tarantino

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

Cannes.— La seguridad en torno a Quentin Tarantino y sus estrellas ha sido una de las cosas más comentadas en el Festival de Cannes. Y es que allá por donde pasan los protagonistas de Once upon a time in Hollywood se hacen olas.

EL UNIVERSAL tuvo oportunidad de platicar con el director de culto y para lograr llegar a la entrevista con él hubo que pasar varias pruebas, la más curiosa fue la de acceder a que la cámara del celular fuera tapada con una cinta adhesiva para evitar cualquier fuga de imágenes espontáneas no autorizadas por los publicistas del filme.

Todo valió la pena cuando el cineasta apareció en la habitación del Hotel Carlton acompañado de una sonriente Margot Robbie, cuyo collar de varias vueltas de perlas, oro y plata de Chanel acompañaba el look desenfadado de la actriz.

Quentin, todo de negro como acostumbra, además de hablar de las particularidades de su filme —para el cual dijo no haber pedido ningún tipo de permiso a Roman Polanski ni haber hablado antes con él—, aseguró que para él, Once upon a time in Hollywood es como lo que ROMA fue para su director, Alfonso Cuarón.

“Muchas personas me han preguntado si siento nostalgia de esos tiempos en Hollywood pero creo que es algo complicado de explicar porque la nostalgia suele venir por algo que has vivido y yo no fui parte de todo eso porque para tener nostalgia por esa época debería haber experimentado de lleno esos momentos y este filme se sitúa en 1969, cuando yo sólo tenía seis años y vivía en Los Ángeles, así que para mí esto es más una pieza de mi memoria así como ROMA lo fue para Alfonso Cuarón”, explicó.

El cineasta dijo que para él lo más importante de este filme, además de contar una historia, fue el ejercicio de recordar cómo eran las cosas en ese entonces, algo que le requirió hacer un proceso muy similar al que hizo el director mexicano con su multipremiada cinta.

“Necesité volver a pensar y recordar cómo mis ojos de niño memorizaban esos acontecimientos, cómo era la parada del autobús, lo que veíamos en televisión, la música que escuchábamos. No tenía hermanas pero estaba rodeado de jóvenes hippies porque mis babysitters eran las hijas de las amigas del trabajo de mi mamá y todas ellas eran muy radicales, se vestían exactamente como las chicas de la película y cuando mi mamá se iba ellas se ponían a fumar marihuana en el sillón y yo nunca las acusaba”, recordó entre carcajadas uno de los directores más jóvenes en recibir una Palma de Oro por Pulp fiction, cuando tenía 31 años.

De su memoria también tomó muchos personajes. “Hay un momento en particular de la cinta que tomé de mis recuerdos y es que había una chica que me recogía siempre del autobús de la escuela. Y un día, al pasar por mí, íbamos caminando hacia la casa y nos detuvimos un momento a platicar cuando se acercó un policía en coche que pasó muy lentamente y le dijo: ‘hola’. Tan pronto como el coche avanzó y empezó a alejarse le gritó muy fuerte: ‘jódete, maldito cerdo’. Me quedé alucinado porque sólo tenía seis años y pensaba que un policía debería de ser respetado”, contó divertido el cineasta, que opta de nuevo al máximo galardón en el festival que lo encumbró y vio nacer.

Tarantino: Prefiero cualquier tiempo anterior al de los celulares

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

“Once Upon A Time in Hollywood” se anunciaba como una de las grandes cintas del certamen, algo que quedó confirmado tras el estreno con críticas apasionadas que el filme obtuvo confirmando que el genio detrás de “Pulp Fiction” no ha perdido el pulso para marcar tendencia y revolucionar la sala de proyecciones. 

Para Tarantino, quién afirmó en la rueda de prensa del Festival de Cine de Cannes que, “prefiere cualquier tiempo anterior al de los celulares”, su obsesión por la historia del asesino Charles Manson vino por intentar entender la “incomprensible” fascinación que éste provocaba, “por más que investigué nunca pude encontrar cómo es que él era capaz de atraer a estas chicas y chicos jóvenes para someterlos. Es algo incomprensible porque cuanto más aprendes de él, cuanto más le conoces, más oscuro se vuelve. La imposibilidad de comprenderlo es lo que provoca esa fascinación”, dijo el director cuyas estrellas Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Margot Robbie no dudaron en halagar.

“Hay muy pocas personas que tengan los conocimientos que tiene Tarantino de esas áreas y de esa época. Entrar en el cerebro de Quentin es como entrar en la base de datos de un ordenador. Es un director con el que es apasionante trabajar y que además construye grandes personajes”, dijo DiCaprio mientras que Pitt y Robbie asentían con la cabeza. 

Leonardo, quién interpreta a Rick Dalton, un actor de westerns en el declive de su carrera, explicó que la película en realidad tiene que ver mucho con la idea de la aceptación pues, “Rick debe enfrentarse a la peor depresión de su vida mientras que su amigo Cliff (Brad Pitt) ya ha superado esa etapa y aceptado lo que el destino le ha deparado”. 

Para Leonardo también este filme es una carta de amor a todos los marginados de la industria, “puedo decir que todos los que estamos sentados en esta mesa cuando empezábamos nuestras carreras alguna vez nos sentimos totalmente fuera de juego, unos desadaptados, marginados. Y creo que esta película está hecha para quienes se sienten así, para todos los outsiders de esta industria”, explicó la estrella que dijo sentirse, “muy cómodo trabajando al lado de Brad Pitt porque provenimos de la misma generación, empezamos a trabajar en los mismos tiempos. Todo eso crea mucho entendimiento, una gran complicidad, fue muy fácil”. 

Para Pitt, esta cinta también marca el momento de la pérdida de la inocencia en los años 60’s pues hasta el día del asesinato de Sharon Tate en el 69, “en América se exaltaba el amor libre, crecía la ilusión y la esperanza y el cine evolucionaba hasta que llegó ese trágico final de Tate a manos de la familia Manson cuando ella era un joven plena, con sólo 26 años y estaba esperando a su primer hijo y eso acabó con todo, fue algo terrible que nos recordó la naturaleza sombría del ser humano y que aún recordamos con horror”. 

Ser mexicanos les abre las puertas en el cine y en Cannes

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

Como ya es tradición la Semana de la Crítica realizó una función especial en su Sala Miramar para proyectar los cortometrajes ganadores del Festival de Cine de Morelia.

Carlos Tapia, director de “Satán”, Pablo Giles, director de “El aire delgado”, Cris Gris, directora de “San Miguel” y Kate Phibbs, productora de “La chica con dos cabezas” (dirigido por Betzabé García) estuvieron presentes para dar unas palabras al público y agradecerle a Daniela Michel, directora del FICM y Charles Tesson, director de la Semana de la Crítica en Cannes, esta gran oportunidad. 
 
Para Carlos Tapia, algo que está ocurriendo actualmente que beneficia mucho a los jóvenes talentos de nuestro país y que ha notado en su experiencia en Cannes es que, “ser mexicano me ha abierto muchas puertas para hacer cine porque al decir que vienes de México todo el mundo da por hecho que es un buen cine de autor y que estás haciendo algo interesante y de calidad y eso ayuda mucho, porque hay una buena disposición a escuchar las ideas y a darte oportunidades”, aseguró el realizador.
 
Según Cris Gris, “filmar en México era una prioridad. Terminé mi maestría en NYU en Nueva York pero quise volver a mi país para realizar este proyecto que es mi tesis y me siento muy afortunada”. Pablo Giles aseguró que esta oportunidad le ha dado un gran impulso a su carrera, “acabo de filmar un nuevo cortometraje que se llama ‘Bisho’ gracias a todo el empuje que me dio haber ganado uno de los premios en el Festival de Cine de Morelia así es que ahora la idea es no frenar y poder preparar un largometraje en el que me gustaría poder abordar muchos temas familiares”.
 
Iñárritu, principal promotor de los cortometrajes

 
En sus palabras antes de la proyección Daniela Michel contó una anécdota memorable de cómo uno de los principales benefactores para el proyecto de cortometrajes que ella impulsaba fue precisamente Alejandro González Iñárritu, “antes de que el Festival de Cine de Morelia comenzara yo solía organizar un pequeño Festival de cortometrajes a finales de los años 90’s cuando se decía que el cine mexicano estaba muerto pero yo realmente quería hacer algo con los cortos porque mi corazón siempre ha estado con ellos. Y tuve muchos problemas económicos para hacer este Festival pero un amigo me dijo, “¿por qué no hablas con Iñárritu?”, quién a finales de los 90’s tenía una gran compañía de producción de publicidad y al día siguiente me reuní con él. Era 1997 y ese día me dio un buen cheque convirtiéndose en mi primer patrocinador y me dijo, “quiero estar más involucrado en lo que está sucediendo con los jóvenes en el cine mexicano porque algún día quiero dirigir películas. Tres años después Alejandro trajo ‘Amores perros’ a la Semana de la Crítica y el resto es historia”, compartió Michel entre aplausos.