Categoría: Entrevistas

¿Cuáles son los libros que está leyendo Gael García Bernal? ¿Qué tiene que vivir un productor como David Matamoros para lograr hacer un filme en México y otro con Lars Von Trier en Suecia de forma simultánea? ¿Qué se siente ganar un Goya? Cine, arte, música, moda, viajes, cultura. Todo lo que las personas que están creando tienen que contarte como si estuvieras en la sala de su casa a través de estas entrevistas.

Margot Robbie, La diva irresistible de Hollywood

Entrevista publicada en Glamour.

La actriz australiana se transforma en Sharon Tate en la nueva película de Quentin Tarantino donde demuestra que belleza y talento nunca estuvieron tan unidos.

Los rasgos de su rostro son perfectos, simétricos, como esculpidos con cincel. Por si fuera poco su 1,68 metros de estatura la hace imponente. Y como si no lo hubiera ganado todo en la lotería de la genética, una belleza que podría tener la pega de ser un poco abrumadora, en Margot Robbie se vuelve irresistible porque además la estrella australiana es inteligente, simpática, no tiene poses y sabe reírse de sí misma. Con esto es fácil imaginar por qué se ha convertido en una de las actrices de Hollywood más buscadas y con la agenda llena de estrenos hasta el 2023 (por lo menos). Pero a Robbie no solo la adora la cámara sino que el cine y su mundo son su ambiente natural. Se siente segura dentro y fuera de las alfombras rojas, los flashes no la inquietan ni toda la parafernalia que suele rodear los estrenos de las megaproducciones hollywoodenses como es sin duda Érase una vez en Hollywood, la nueva película de Quentin Tarantino en la que Margot interpreta nada menos que a Sharon Tate, la mujer del director polaco Roman Polanski cuya vida tuvo un trágico final y que se ha convertido en un icono de los años 60, pues como bien dijo su coestrella Brad Pitt en la rueda de prensa oficial de Cannes, su brutal asesinato significó la pérdida de la inocencia de un país que parecía vivir sus años dorados. Para poderse poner en la piel de Tate, Robbie tuvo que explorar una década desconocida para ella y hacer una ardua investigación según le cuenta a GLAMOUR: “En general, siempre lo hago así, mi proceso como actriz es ir diseñando cada papel detalle a detalle, pero en este caso se trataba de una época que no había explorado nunca. No sabía que todo se iba a centrar en el año de 1969 así es que empecé a investigar lo que ocurría desde principios de los años 60y lo cierto es que descubrir esa época fue algo muy nuevo y fascinante para mí”, nos explica la actriz nominada al Oscar en un encuentro en el Hotel Carlton de Cannes al día siguiente de haber presentando por primera vez al mundo la esperada película.

Muy casual-chic con el pelo suelto, una blusa de algodón blanca, jersey rojo con rayas azules de Chanel y un collar de varias vueltas de perlas y oro de la misma firma francesa, de la cual es embajadora de sus fragancias, Margot ríe al recordar cómo llegó al casting de la cinta. “Quentin y yo nos conocimos hace tiempo. Yo le había escrito para decirle cuánto admiraba sus creaciones y para, obviamente, dejarle saber que me encantaría trabajar con él. Afortunadamente, la primera vez que nos reunimos y hablamos él justo había terminado este guión (el de Érase una vez…) y empezamos a charlar acerca de la historia. Y, al igual que le pasó a Brad (Pitt) y a Leo (DiCaprio), solo hay un guión que está manuscrito por él y que no puede ser duplicado con lo cual tienes que ir a la casa de Quentin, sentarte en su cocina y leerlo. Así es que allí fui un día, me senté y empecé a leer. La verdad es que yo estaba flipando al saber que tenía un guión original de Quentin Tarantino en mis manos y estuve leyendo sin parar durante unas cuatro horas y media.”Un detalle curioso que el propio Quentin nos contó es que mientras Margot leía el guión y las líneas que con suerte se convertirán en suyas, él aparecía por ahí cada 45 minutos para ofrecerle algo de beber, salami, quesos y una cerveza australiana. Entre sorbo y sorbo, la estrella nos confiesa que solo pensaba:“No puedo esperar el momento para decirle a mis amigas que Tarantino me ha invitado a su casa para leer un guión”, y que inmediatamente después de darle la vuelta a la última página de la historia, confirmó que el papel era suyo.

Al ver a Margot en la gran pantalla interpretando a Sharon Tate es imposible no pensar en las similitudes entre ambas: bellas, talentosas y con un carisma muy especial. Pero por más que Robbie se lo pensó asegura no sentir ninguna similitud con Tate: “Porque ella era demasiado fabulosa, es imposible acercarse a su perfección. Creo que el único momento en el que me sentí muy identificada con Sharon es en la escena en la que ella va al Teatro Bruin de Los Ángeles a verse así misma actuando en la gran pantalla. Y esa sensación y emoción de verme a mí misma, interpretando a Sharon que a su vez se está viendo así misma en la pantalla grande fue fantástica. Literalmente estaba en la butaca haciendo las mismas caras, moviéndome con la música, estaba simplemente absorta, fascinada con la experiencia. Creo que eso es lo maravilloso del cine, tener esta vivencia comunal en donde puedes estar con las demás personas y ver cómo cada quien puede tener diferentes reacciones ante una situación o cómo, a veces, todos lo hacen de la misma forma. Eso es lo fascinante”. Algo que también diferencia mucho a Margot de su personaje es la época en la que a ambas actrices les has tocado ser famosas: “La verdad es que esa es una duda que siempre tendré, el cómo era ser una estrella en Hollywood en 1969 y la diferencia a cómo es serlo en la actualidad. Lo que sí imagino es que el paisaje era muy diferente. Y sí, también creo que las redes sociales lo han cambiado todo”, nos dice sonriente, acto que no deja de repetir. Aunque parezca difícil de creer, dice que también se siente insegura antes de interpretar una película: “Imagino que cualquier actor que no es un completo narcisista tiene estos momentos en los que duda de sí mismo. Quizá no lo expresas con esa astucia entrañable pero completamente cómica como Rick Dalton lo hace en esta película, pero seguro los tienes”, explica refiriéndose al papel que interpreta Leonardo DiCaprio en el que se pone en la piel de una estrella de películas wéstern decadente y obsesionado con no perder su fama y prestigio en los sets de Hollywood. “Hay escenas en las que me puedo ver reflejada de alguna forma, como en las que Rick Dalton se pregunta, ‘¿practicaste tus líneas? No,¡claro que no lo hiciste!’ ¡Yo podría  repetir esa frase!”, dijo entre risas. “Porque hay momentos en el set en los que te preguntas, ‘¿lo hice bien? ¿lo debería haber hecho diferente?’ Y creo que tener esas voces en tu mente es una cosa muy humana”, continuó.

La visión que Margot tiene de la Sharon Tate del guión de Tarantino es muy interesante y acertada. Lo cierto es que pocas personas han podido describir tan bien el rol que su papel juega en la cinta del director americano: “Para mí, Sharon aparece en las páginas como una especie de presencia etérea y como una figura angelical. Según lo veo, Tate es la imagen de la perfección y ese es el camino que debe tomar en la película porque es la que subraya lo que significa estar en el círculo interno de Hollywood, al que Rick Dalton tanto anhela pertenecer. Verla moverse a lo largo del día es observar cómo Tate vive relajada, dejándose llevar, con la curiosidad, la alegría y todas esas cosas maravillosas que da la felicidad mientras que Rick está teniendo una crisis emocional en un set. Creo que estos tres personajes que Quentin pone en el tablero (Rick Dalton, Cliff Booth y Sharon Tate) señalan los tres círculos de Hollywood: las personas que están definitivamente dentro, las que han tratado de estar o intentan estar ahí y las que como Cliff no viven en él, pero le han dedicado su vida a esta industria. Y todas ellas tienen un lugar en el mundo del cine y obviamente algo que se disfruta mucho es poder ver a alguien en la posición de Rick frente a la posición que tiene Sharon”, explica la australiana para quien volver a trabajar con DiCaprio y tener también a Pitt en el set fue un placer. Y, es precisamente a Pitt al que se refiere cuando habla del personaje de Cliff Booth pues con él Brad interpreta al doble de DiCaprio y a su fiel amigo y conductor.

Es cierto que a Robbie le queda mucho camino por recorrer ha rodado una película con Nicole Kidman, pronto le dará vida a Barbie, hará una cinta de la posguerra mundial para después ponerse en la piel de Marian, el amor de Robin Hood. Pero el papel de Sharon Tate se le quedará en la piel para siempre porque, según ella misma cuenta: “Quentin me dijo que ella es el corazón de la historia. Ojalá tuviera en otras películas la posibilidad que he tenido aquí de desarrollar el personaje, más con la mirada que con las palabras. Siento que he honrado su memoria. Su tragedia significó el final de la inocencia”.

 

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to dFlip 3D Flipbook Wordpress Help documentation.

Julianne Moore busca la “Gloria”.

Artículo publicado en El Universal.

La actriz produce la película porque, dice, vio que era tiempo de levantar sus propios proyectos.

Nueva York.— Acaba de cumplir 59 años y Julianne Moore está radiante. Es una actriz que se conoce bien y que demuestra que se siente segura en su propia piel.

Pese a las presiones de Hollywood, no ha sucumbido a las cirugías ni el bótox y ha empezado un nuevo camino: el de buscar sus propios proyectos, esos que los grandes estudios difícilmente producirán. 

Este es el caso de Gloria Bell, el remake de la película Gloria del director Sebastián Lelio (Una mujer fantástica) en la que Julianne protagoniza a uno de los personajes más interesantes de su carrera: el de una mujer en sus 50 que intenta rehacer su vida amorosa y sexual. 

Desde que vio por primera vez la película chilena, expresa la actriz, se emocionó tanto que no dejó de pensar en ella. 

El filme aborda la historia de una mujer madura que pasa el día en la oficina y de noche disfruta de la vida en los bares y del sexo. 

“Estaba eufórica cuando terminó la película. Desde ese momento supe que tenía que trabajar con Sebastián y que quería conocerlo, así que hablé con su mánager y me dijo que estaría encantado de reunirse conmigo”, comenta a EL UNIVERSAL en una entrevista exclusiva en el Hotel Langham de Nueva York. 

El amor que Julianne siente por Gloria, el personaje principal del filme, tiene que ver con que es una mujer a la que todos quisieran parecerse, según explica. 

“Es tan positiva, está tan comprometida con todas sus relaciones, con sus actividades y además es muy dinámica, siempre quiere intentar cosas nuevas, además de que piensa lo mejor de las personas y es optimista incluso cuando enfrenta situaciones complicadas. ¿Quién no desearía ser como ella?”, dice.

Moore explica que fue complicado el proceso porque hubo muchos malos entendidos al planear la película que llega hoy a los cines mexicanos. 

“A mí me dijeron que él no quería tener nada que ver con el remake de este filme si lo hacíamos y a él le habían dicho que era yo la que no quería involucrarme en el proyecto”.

 Gracias a una comida que tuvieron en París, agrega la actriz, en donde por fin se conocieron y charlaron, ella le dijo: 

“Sólo haría esta película si tú la diriges y él me respondió que él sólo la dirigiría si yo estaba en ella”. 

El cineasta admira a Moore y fue la única razón por la que aceptó hacer la nueva versión. 

“Creo que Julianne está en su mejor momento, tanto en términos de experiencia como de vitalidad. Hay muchas dimensiones en ella”. 

Para Moore, era importante hacer su propia versión del personaje, luego del elogiado trabajo que realizó Paulina García en la película original en Chile. 

“Lo que Paulina logró fue perfecto ante mis ojos. Mi sentimiento era que su actuación fue tan bella que ni siquiera iba a volver a verla mientras filmábamos este proyecto porque sabía que cualquier cosa que hiciera no sería ni podría ser como lo que ella había logrado. Lo pensé como si estuviera haciendo teatro, en donde hay millones de Julietas y eso nunca es un problema”. 

Una de las principales diferencias entre la cinta original y ésta es el lugar en donde se desarrollan; la primera en Santiago de Chile y esta nueva versión en Los Ángeles. 

“La soledad y el aislamiento que sientes ahí (en Los Ángeles), en donde siempre estás en tu coche y nadie está realmente cerca del otro, ni siquiera de sus vecinos, era la correcta para este filme”, dice Leilo.

Las mujeres nos deben gobernar: González Iñárritu

*Texto publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

Cannes.— Hoy se dará a conocer la nueva Palma de Oro del Festival de Cannes y la responsabilidad será de Alejandro González Iñárritu como presidente del jurado.

Además, esta misma semana recibió la distinción de Comandante de la Orden de las Artes y las Letras del gobierno francés, el más alto rango dentro de esta distinción, pues ya había sido condecorado como Oficial hace siete años.

“Me llena de orgullo. No sé qué he hecho para merecer esto porque en realidad es un regalo; también me lo cuestiono porque hay mucha gente talentosa que merece esto y más pero bueno, no hay que pelearse con la fortuna”, dijo el cineasta.

Iñárritu, por cierto, no tiene redes sociales y dio sus razones. “Tenemos una falsa impresión de que estamos evolucionando con la tecnología y no nos damos cuenta de que vamos hacia atrás. Cada tuit es un ladrillo ideológico entre cada uno de nosotros. Pensamos que estamos comunicándonos y es al revés, nos estamos encerrando con nuestro grupito y estamos haciendo tribus”.

Al analizar esta situación, expone la gravedad en el ámbito político: “Cada vez que estos gobernantes totalitarios hacen este tipo de tuits con declaraciones crean ladrillos y encierran a tribus. La gente cree que está súper bien informada porque lee tuits todo el día y no se da cuenta de que sólo lee encabezados y que no hay nada de profundidad”.

Para el director, en estos tiempos la tragedia está cubierta con entretenimiento. “El envoltorio está bien bonito, las noticias son entretenimiento, el presidente es es funny, es funky y las películas banales. Yo espero que venga una generación más inteligente porque mi generación me apena. Siempre viví en una crisis constante con mi padre diciendo que cada presidente era peor que el otro, que la corrupción”.

En ese sentido, tiene una idea clara de cómo podría virarse esta situación: “Pensé que mi generación iba a tomar consciencia pero estamos peor. Sobre todo los hombres, necesitamos que las mujeres empiecen a gobernar el mundo. Yo no conozco a nadie que no venga de una mujer y lo que pienso es que si ellas gobernaran el mundo entonces no estaríamos tan mal”.

La misión de Iñárritu. El director mexicano ganador del Oscar también habló sobre la perspectiva de lo que es su futuro.

“Yo creo que trascender como ser humano es la parte más importante para mí ahorita. La profesional está bien porque te abre algunas posibilidades pero creo que a mi edad lo que más me interesa es tener experiencias que me hagan trascender como persona.

“Siempre repito una frase que me dijo mi papá 20 mil veces y que tengo atorada en el sistema que es ‘del éxito tómate un buche, haz una gárgara y escúpelo’. Mi papá tiene una relación con el éxito bien interesante que es un tema que algún día abordaré. Pero siempre decía: ‘no te envenenes’. Entonces está padre celebrar el éxito pero hay que darle perspectiva”.

Para Alejandro, no pelearse con la fortuna ha sido un aprendizaje.

“Es mucho más difícil aceptar el éxito que el fracaso. He tenido momentos muy duros en mi vida y soy muy bueno recibiéndolos. Y muchas veces, cuando entras en ese círculo, te puedes llegar a sentir culpable de las cosas buenas que te pasan. He aprendido a no pelearme con la fortuna porque a veces nos convertimos en nuestros peores enemigos”.

El director entiende que esa actitud se relaciona con un sentimiento nacional. “Pienso que es algo que también se está rompiendo en México. Yo lo que veo mucho en los chavos de hoy es que han perdido ese vértigo, ese complejo de inferioridad con el que mi generación nació. Ahorita los chavos traen una onda de decir: ‘no soy menos que nadie y me merezco lo que trabajo’. Hay una generación con más confianza”.

La lista completa del talento nominado a los SAG Awards

La temporada de premios, es la que más disfrutan los amantes del cine, porque ven coronados a sus artistas favoritos llevándose los mejores galardones.

Previo al Oscar, todo los premios tienen un valor, pero los premios del Sindicato de Actores de Cine, SAG Awards, son de lo más llamativo porque son talento premiando a talento y no hay nada más honesto que eso.

Lady Gaga y el director Bradley Cooper son ya triunfadores por su cinta “A Star is Born”.

Una cinta que acaparará las listas de premios es, sin duda, “A Star is Born”,  drama musical que lideró las nominaciones a estos reconocimientos con cuatro candidaturas, entre ellas a Mejor Elenco en una Película.

El filme competirá con grandes elencos como el de la cinta “Black Panther”, el de la comedia romántica “Crazy Rich Asians”, el drama histórico “BlacKkKlansman” y la biográfica “Bohemian Rhapsody”, será una entrega genial que se realizará el 27 de enero en Los Ángeles.

Nominaciones a las SAG

Aquí la lista completa del talento que compite por un premio de su propio gremio:

CATEGORÍAS DE CINE

Mejor actor 
Christian Bale, “Vice” 
Bradley Cooper, “A Star Is Born” 
Rami Malek, “Bohemian Rhapsody”
Viggo Mortensen, “Green Book”
John David Washington, “BlacKkKlansman”

Mejor actriz
Emily Blunt, “Mary Poppins Returns”
Glenn Close, “The Wife”
Olivia Colman, “The Favourite”
Lady Gaga, “A Star is Born”
Melissa McCarthy, “Can You Ever Forgive Me?”

Mejor actor de reparto
Mahershala Ali, “Green Book”
Timothee Chalamet, “Beautiful Boy”
Adam Driver, “BlacKkKlansman”
Sam Elliott Driver, “A Star Is Born”
Richard E. Grant, “Can You Ever Forgive Me?”

Mejor actriz de reparto
Amy Adams, “Vice”
Emily Blunt, “A Quiet Place”
Margot Robbie, “Mary, Queen of Scots”
Emma Stone, “The Favourite”
Rachel Weisz, “The Favourite”.

Mejor elenco
“A Star is Born”
“Black Panther”
“BlacKkKlansman”
”Bohemian Rhapsody”
”Crazy Rich Asians”

Nominaciones a las SAG
Nominaciones a las SAG

Chris O’Dowd: voy a ser el nuevo James Bond

Es encantador, simpático y muy divertido y al finalizar la entrevista que estábamos haciendo en el hotel Crosby Street de Nueva York por la nueva película que estrena al lado de Rose Byrne llamada Juliet, Naked le pregunté qué otros proyectos que tenía en puerta le emocionaban y entonces fue cuando me contó, que justo esta mañana Barbara Broccoli, productora de la franquicia del agente más famoso del mundo, le había llamado para decirle que él sería el nuevo James Bond. Me quedé en shock, no sabía si bromeaba o era cierto, pero la verdad es que yo no dudaría en darle el papel a alguien como él porque si algo le sobra es carisma.

Ojalá que pronto se haga oficial y podamos confirmar que lo que el actor me reveló de primera mano ya es un hecho. Me encantará verlo en faceta de galán simpático y si todo sigue en pie, ver lo que los productores tienen preparado para este nuevo Bond que bajo la tutela de O’Dowd sin duda pinta para ser alguien cercano, simpático y muy divertido.

Por lo pronto a todos los fans de Bond les recomiendo que vayan a verlo en esta cinta llamada Juliet, Naked que coprotagoniza con Rose Byrne. Una nueva comedia romántica del director de Our Idiot Brother, The Chateau y series como Glow y Girls que se estrenará muy pronto en México y USA.

 

Pedro al borde de un ataque de nervios

El director manchego no concede muchas entrevistas pero cuando las da, no hay quien lo detenga. Extrovertido, sincero, no tiene ni un tapujo al hablar y es de los mejores entrevistados que he tenido la suerte de tener frente a mí porque te habla de todo: de la movida, de sus años de locura, de drogas y de sexo desenfrenado. También de sus migrañas, de lo que lo ha detenido en la vida y de las muchas cosas que aún quiere lograr. Pedro Almodóvar es divertido, abierto, relajado, pero también un director que según cuentan quienes han trabajado con él, escrupuloso, perfeccionista, obsesivo. Para mí entrevistar a Pedro siempre es una fiesta, una conversación que detesto que el tiempo acabe, como sus películas.

Pedro Almodóvar

El adorable George Clooney

“Hi beautiful eyes”, me dijo George Clooney cuando le di la mano y me presenté con él antes de comenzar la entrevista. Dicen que es así con todo el mundo pero a mí después de esa sonrisa y esa frase me dejó KO y no hice más que leer mis notas en el cuaderno negro sintiendo como la sangre me iba subiendo por el cuerpo hasta la cara para convertirme toda yo en un tomate que hacía las preguntas con risas nerviosas. Y es que si hay un actor lleno de encanto y elocuencia es él.

Aquí va la entrevista “Quémese después de leerse” publicada en la revista CINEMANIA 2008.

George Clooney

Guillermo Del Toro y sus lecciones de vida…

“Hacer cine es como comerte un sándwich de caca: a veces te toca más pan y a veces menos, pero ¡siempre te toca caca!”, fue la respuesta de Guillermo Del Toro cuando le pregunté qué significa para él hacer cine. Acababa de terminar El laberinto del fauno con el que todos le vaticinaban un gran fracaso y me fui a entrevistarlo a Los Ángeles en donde más que una entrevista me dio una de clase de vida. Sí, como esas que da ahora en sus Master Class.

PDF entrevista Guillermo Del Toro.

El genio Francis Ford Coppola

Esta leyenda viviente del cine acababa de presentar Tetro en Cannes cuando concedió una entrevista a varios medios internacionales entre ellos El Universal para quien cubro el Festival galo desde hace una década.

Hablábamos de su legado, de cómo sus hijos también estaban siguiendo sus pasos en el cine cuando entró Roman Coppola a la terraza en la que estábamos, Mr. Francis levantó una ceja y añadió, en voz alta, para que su hijo lo escuchara, “pero ya saben, sólo puede haber un genio en la familia”. Roman no sonrió y siguió de largo.  

A continuación la nota que publiqué en El Universal.

Coppola defiende la verdad de su cine en Cannes

CANNES.— Una de las grandes figuras que engalanan esta edición del Festival de Cannes es sin duda Francis Ford Coppola, que presentó Tetro, el filme con el que se dio por inaugurada la sección paralela a la Sección Oficial conocida como Quincena de realizadores.
El mítico director, acompañado de su nueva musa, Maribel Verdú, y su descubrimiento, el joven Alden Ehrenreich en la terraza del hotel Noga Hilton, habló con la prensa:

“Amo el cine y lo que implica su realización, es mi vida y lo que me motiva cada día”, a la vez que aseguró que a pesar de que Tetro es una cinta con algunos tintes de inspiración biográficos y para la que tomó elementos de su familia. “Nada de lo que ocurre en la historia es real, pero insisto en que a pesar de eso, todo es verdad. Las cosas no tienen que ser reales para ser verosímiles. Es quizá ahí en donde se encuentra el punto de inflexión del cine y en las licencias que como director te puedes permitir para hacer una película creíble”.

Acerca de la polémica surgida al no tener su cinta en la Competición Oficial, no dudó en confesar: “Yo lo que quería es que Tetro pudiera competir en Cannes. Al ser una cinta independiente me parecía lo más apropiado pero el festival no lo consideró así. Y, aunque la organización del mismo me propuso una fórmula muy glamourosa para la cinta con alfombra roja y demás, yo sentí que lo adecuado era que Tetro estuviera en la Quincena de de realizadores. A mí no me importa desfilar con esmoquin frente a miles de fotógrafos, me importa que la película pueda competir libremente y ganarse su lugar dentro de la crítica y la audiencia en general”, aclaró.

Maribel Verdú nos contó lo que significó trabajar con el director de El Padrino y Drácula, “es un genio. Te sorprende a cada minuto y hace que alucines en el set con los movimientos de cámara y la serie de locuras que tiene reservadas para todos los actores”.

Para el joven Alden Ehrenreich, ser elegido por Coppola es algo que cambiará su carrera, “aún no puedo creer que me llamara para hacer esta cinta. Cuando supe que filmaría con él reconozco que sentí que algo cambiaría en mi vida”.

Visita la nota original aquí.

Woody Allen antes del escándalo

Antes de que se volviera tan complejo hablar de Woody Allen (al menos para mí porque me causa conflicto no saber si las acusaciones de abuso sexual son ciertas o no) me encantaba entrevistarlo. Cuando me preguntan cómo es, siempre digo lo mismo: igual que en sus películas. Esta entrevista la hice en Venecia, cuando estrenaba Cassandra´s Dream y acababa de filmar Vicky, Cristina, Barcelona. Fue genial porque se perdió en el hotel y mientras en una habitación yo y otros tres colegas periodistas lo esperábamos, Woody estaba sentado en la sala de otro cuarto. Llegó su representante y nos preguntó, “¿cómo, Mr. Allen todavía no está aquí?”. Veinte minutos después apareció Woody con cara de no me entero y empezó a hablar sin parar, bajito, pidiendo disculpas y explicando todas su peripecias por el hotel y el por qué de su confusión. Parecía recién salido de Annie Hall. Después de las risas compartidas puse ON a la grabadora y comenzó la entrevista.  

Otra ocasión: en medio de la entrevista por The Curse of the Jade Scorpion comienza a sonar su celular. “Hi, ok, ok. Nop, meat will be ok, yes… and salad. Maybe a dessert. Yep”, decía. “Perdón es que era Soon-Yi y quería saber qué iba a querer hoy para cenar”, se excusó. No se preocupe Mr. Allen que sólo le robaré 20 minutos, le prometo que llegará a tiempo a la mesa.

Woody Allen en entrevista.