Categoría: Cine

Acompáñame a ser testigo de las principales noticias, anécdotas y reflexiones de los festivales más importantes de cine del mundo, entre otros eventos.

Scorsese charla con De Niro

Artículo publicado en El Universal

Nueva York.— Lo mejor del Festival de Cine creado por Robert De Niro en el año 2002 para reavivar las zonas más afectadas tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York son precisamente las Tribeca talks, charlas con las que grandes estrellas de la cinematografía mundial se sientan una hora a contarle al público los pormenores de sus carreras, datos curiosos y lo que se le has quedado grabado en la memoria de los sets.

En este marco fue donde el propio De Niro invitó al director con el que ha trabajado en nueve filmes y con el que forjó gran parte de su carrera, Martin Scorsese, a contarle a todo el auditorio del teatro Beacon cómo fueron esos primeros años (y los que siguieron) en los que empezaron a trabajar juntos y hacer historia.

En la audiencia estaba Leonardo DiCaprio, quien había intentado ir de incógnito pero lo descubrió Scorsese cuando al referirse a él desde el estrado dijo: “por cierto que Leo está aquí, en alguna parte, escondido, ‘¿dónde estás Leo?’”, preguntó varias veces hasta que DiCaprio se puso de pie sin quitarse su gorra de beisbol y saludó desde las primeras filas.

Leonardo ha participado en cinco películas del director neoyorquino y De Niro contó que él recomendó a Scorsese trabajar con el actor.

El director lo confirmó: “Robert fue quien me convenció para que protagonizara El lobo de Wall Street porque él lo había conocido haciendo Boy’s life en 1993 y le había parecido espectacular. ‘Está este chico, Leo DiCaprio. Es realmente bueno, tú tienes que trabajar con él en algún momento Marty’, me dijo. Y la verdad es que fue una extraordinaria fortuna hacerlo, porque a DiCaprio le gustan el tipo de películas que hacemos. No tiene miedo a tocar ciertos tópicos y es un actor al que le preocupa la verdad de un personaje y de una situación. No le da miedo tomar riesgos e ir hacia donde tenga que ir con todas estas cosas”.

También contaron que la mítica película Toro salvaje (Raging bull) casi no se hace porque los ejecutivos del estudio estuvieron a punto de cancelarla pues la biopic del boxeador Jake LaMotta les parecía muy violenta.

“Yo no entendía el boxeo pero me di cuenta de que la cinta en realidad era acerca del atleta en sí mismo, más allá del deporte”, explicó Scorsese sobre el filme.

Del Toro da charla magistral

Nueva York, 26 de abril de 2019. Guillermo Del Toro llegó a la charla que dio en el marco del Festival de Cine de Tribeca de Nueva York entre un remolino de personas que se agolpaban a su alrededor para intentar pedirle un autógrafo, tocarlo, hacerse una selfie. Y el director tapatío, una estrella de la cinematografía mundial, a pesar del tumulto no dejó de sonreír ni de hacer malabares para intentar satisfacer las demandas de los fans que lograron batir las medidas de seguridad y estar más cerca. En el auditorio BMCC Tribeca Performing Arts Center no cabía un alfiler. De hecho, los boletos para este encuentro en el que Alec Baldwin guió el panel con Del Toro se agotaron muchos días antes. Y Guillermo no defraudó, pues desde el minuto en el que apareció en el escenario no paró de hacer bromas, de hablar con franqueza y de sorprender al propio Baldwin que en repetidas ocasiones le dijo que era uno de sus directores favoritos y que lo consideraba un gran artista. El oscarizado mexicano habló durante más de una hora de los inicios de su carrera, de los aprendizajes que ha tenido, su relación con los actores y su pasión por el cine desde que era muy pequeño. “Cuando era un niño esta era mi definición de lo que quería como carrera: ‘ser un biólogo marino que estudia las criaturas del océano y escribe historias de terror. Cuando encontré la dirección de cine pensé: ‘esto lo cubre todo’”, contó entre risas. “Nací y crecí en Guadalajara así que en mi época todo lo que querías estudiar estaba en la capital, en la Ciudad de México y tenías que ir ahí para hacerlo. Y en un punto, las personas de Guadalajara dijimos, ‘no hay escuela de cine, ¡creemos una!, no hay Festival de cine, ¡vamos a hacer uno! y el Festival que creamos 35 años atrás es ahora uno de los festivales más grandes del mundo. El primer año de ese festival yo era uno de los directores, el vendedor de tickets, el proyeccionista y el tesorero. Y la belleza de hacerlo es todo lo que aprendí porque en ese entonces no habían vídeos y todo era en bovinas. Cada sábado y domingo proyectábamos filmes y organizábamos ciclos de películas de Fellini, Hitchcock, Buñuel y durante 8 años hubo una gran educación fílmica”, recordó el director que dijo que si algo le encanta es poder transmitir conocimientos y que intenta seguir haciéndolo siempre que puede, “amo enseñar, amo explicar las cosas porque cuando lo haces realmente aprendes. Ahora mismo estoy enfocado en enseñar animación y en Guadalajara he creado unos talleres de Stop-Motion  en donde les digo a los animadores cómo estructurar un guión paso a paso ¡Y me fascina!”, aseguró el cineasta que también creó las becas Jenkins-DelToro para ayudar a los jóvenes mexicanos con todos los gastos para que puedan estudiar en las mejores universidades de cine del mundo. Guillermo también enfatizó que nunca pensó hacer su carrera en el extranjero y que cuando él empezó a hacer cine lo que siempre soñó fue, “lograr ser un tipo raro en Guadalajara haciendo películas raras y de género… ¡en Guadalajara! Quería hacer cine negro en mis calles, filmar películas de terror en mi barrio. Así es como surgió Cronos”.

Del Toro también habló de cómo básicamente todas sus películas tratan acerca de amar algo sin importar nada más y de la ardua preparación que hace antes de cada rodaje como el que tiene planeado empezar en septiembre de este 2019 del cual no dio nombres pero sí contó anécdotas, “justo ayer me pasé todo el día en tiendas de antigüedades buscando las cosas que van a ir dentro de una maleta que uno de los personajes va a llevar por ahí. Compré una cartera, dinero de 1932, un kit de afeitado que quepa en la bolsa, etc. Y hago eso durante meses. Para Sally Hawkins en La forma del agua fuimos también de compras y ahí encontramos el reloj en forma de huevo y el cepillo que utiliza para limpiar sus zapatos. Para mí los personajes son reales, cuando una película viene a mi mente escribo su biografía. Le doy de 8 a 10 páginas a los actores con lo que el personaje come, sueña, escucha, lee, ve, le gusta y le disgusta y al final les digo un secreto del personaje que no pueden compartir con el resto del equipo. Sólo ellos y yo sabemos cuál es. Algunos actores lo utilizan y otros no. Por ejemplo, Richard Jenkins en La forma del agua me dijo, ‘esto es genial, pero no lo voy a usar’”, contó provocando las risas de la audiencia.

El cineasta mexicano siempre ha pensado que un director no tiene que hacer las películas que necesita, sino las que lo necesitan a él, “ahí es cuando tu voz realmente resuena, cuando haces algo que quisieras ver y que nadie más está haciendo”.

También habló del por qué su pasión por los monstruos, “porque vivimos en un un mundo que tiende a hacer blanco o negro. Y nadie es blanco o negro, todos existimos en el medio. Tenemos el derecho a ser multicolor. Somos criaturas complejas y creo que vivimos en una época en la que los medios nos dicen que tenemos que ser perfectos. Tener el pelo perfecto, la dentadura, no sudar… No, no, no. Déjame ser imperfecto. Yo sólo quiero ser un buen ser humano y no hay comerciales para eso. Y los monstruos permiten que la imperfección sea santificada además de que ser imperfecto es una meta a la que cualquiera puede aspirar. Si todos estuviéramos de acuerdo en que estamos mal de alguna manera, nos llevaríamos mejor. La tiranía de la perfección es repulsiva, es una tortura mental. Nadie puede vivir en esos estándares”, aseguró provocando los aplausos del público.

Lo que tienes que saber de ROMA de cara a las nominaciones al Oscar

Aquí te voy a contar lo que nadie te ha explicado respecto a la forma en la que ROMA podría ser nominada para la ceremonia 2019


Alfonso Cuarón ya tiene sus dos Globos de oro por mejor dirección y Mejor película extranjera con ROMA pero algo que mucho se preguntan son dos cosas ¿Por qué en los Globos de Oro no pudo estar nominado como Mejor película y se dice que en los Oscar sí podría estar? La respuesta es muy sencilla y es que mientras que en los Globos de Oro no se puede nominar a mejor película ninguna cinta de habla no inglesa en los Oscar NO aplica esa regla. En ese sentido, este año ROMA podría estar nominada a Mejor película. 

Ok, ya sé, la siguiente pregunta que se estarán haciendo es, ¿y alguna película de habla no inglesa ha ganado antes el gran premio? Pues ahí es donde está el debate pues recordarán la bellísima cinta The Artist, del parisino Michel Hazavanicious que aunque es una producción francesa es una película muda así que los puristas se inclinan a decir que no cuenta porque además, toda la acción de la cinta está situada en Hollywood y de hablar algo hubieran dicho algo más parecido a Hey! que a Salut!

En este sentido podemos afirmar que SI, en los 90 años de historia que tienen los Oscar, este año 91 podría ser histórico al premiarse por primera vez una cinta que no está en inglés. 

Sólo 10 filmes de habla no inglesa han sido nominados a Mejor película y los más famosos son: 

El tigre y el dragón (Ang Lee, 2000)

Cartas desde Iwo Jima (2007, Clint Eastwood)

Babel (2007)

Amor (2013)

Ahora sí, ya estás listo para afrontar cualquier debate de #Roma previo a las nominaciones a los Oscar.  

¿Cuánto pesa un Goya?

María del Puy es una de las productoras independientes más importantes de España.

Con un premio Goya en su despacho y con el cortometraje “Madre” ya en la carrera de los Oscar, esta gran amiga nos contó lo que se vive detrás de las alfombras rojas de los premios y muchas anécdotas más.

¿Quieren saber de que trata el cortometraje?

“Una llamada de teléfono muy tensa, un plano que casi se podría considerar secuencia, actuaciones de mieso. Así es “Madre”, el cortometraje ha sido galardonado como el Mejor Cortometraje de Ficción en los Premios Goya 2018. Se merece el Goya y mucho más. ¡Enhorabuena!

#Goya #Cine #Filmes #Premios Malvalanda #unmundodecine Alejandra Musi

Children of Men

La película con la que Cuarón predijo el futuro

Hace 12 años Alfonso Cuarón dirigió la cinta Children of Men. Se estrenó en el Festival de Venecia y al salir del cine los periodistas comentábamos el horror que sería vivir un mundo así: con inmigrantes enjaulados, ataques terroristas en cualquier parte y sociedades de primer mundo deshumanizadas y egoístas. 

La película se sitúa en el 2027 y es protagonizada por Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine. Una de mis favoritas de Cuarón porque es la primer cinta en la que comenzamos a ver su interés por un cine social.

Está basada en el libro de Naomi Klein, The Shock Doctrine, de la cual Cuarón nos habló mucho en ese entonces en Venecia (era un tema que lo obsesionaba) y que por tristeza parece estar más actual que nunca.

Un filme que no te puedes perder si quieres entender por qué estamos viviendo una época de muros, de violencia y precariedad. Pero en el que no se puede dejar de lado la esperanza.

Y es que todos estos días viendo la crisis en la frontera mexicana en donde los niños son separados de sus padres o las pateras repletas de gente que logran cruzar el Mediterráneo pero que no quieren ser recibidas en la “tierra prometida” no he dejado de pensar en “Children of Men”.

Un filme que se adelantó a su época y que si lo ves con detenimiento, tiene muchas de las respuestas de lo que estamos viviendo ahora.