Autor: Alejandra Musi

Arriaga retrata a mexicanos deportados y decepcionados

Artículo publicado en El Universal

Aunque no compite por el León de Oro forma parte de la Selección Oficial. Acompañado por sus productores y la actriz Isabel Aerenlund, Arriaga llegó sonriente a la proyección del filme con el que cuenta la historia de un comando militar de las fuerzas áreas estadounidenses que visitan un poblado en la frontera de México para honrar la muerte de un soldado mexicano que luchó en la guerra de Irak y luego fue deportado.

“Ese era el tiempo para el que daban los recursos que teníamos”, dijo a EL UNIVERSAL el realizador.

“Varios de ellos son amigos míos del pueblo muy queridos”. La historia surgió cuando fue a Nuevo México a hacer la búsqueda de locaciones y entró a muchas casas de migrantes. “En la mayoría de ellas tenían sus altarcitos con sus hijos muertos en batalla. Y muchos de ellos pensaban que iban a tener la residencia americana porque si luchas en el ejército obtienes la green card para ti y tu familia pero muchos de ellos fueron deportados y su familia se sentía muy decepcionada. De ahí es de dónde vino esta idea porque el tema es muy complejo. Es algo que me tocó profundamente”, aseguró el realizador, quien en Venecia se siente como en casa.

Brad Pitt enloquece a la mostra

Artículo publicado en El Universal

“Ad Astra” habla de la vida de un astronauta que sigue los pasos de su padre en el espacio. Un filme dirigido por James Gray bien recibido y que posee una humanidad poco usual en las cintas que tratan el tema del espacio.

“James tiene una gran capacidad para narrar y contar sus historias. Hablamos francamente y lo que quería hacer me interesaba como hombre, como hijo y como padre”, dijo Pitt para quién el rol del actor es saber utilizar el dolor y las heridas que se llevan desde la infancia, “si no, no se consigue transmitir. Cada uno tiene que transmitir sus reacciones personales, sólo así podemos definir los papeles”, insistió.

Read More
0

Una espina lastima a Almodóvar

Artículo publicado en El Universal

Hasta hoy que la Mostra ha decidido dárselo como un “León de Oro a la Carrera” en reconocimiento a su trayectoria. Pero Pedro tiene una espina bien clavada y es la de saber que este trofeo merecía estar en sus manos pues corre la leyenda de que cuando trajo a Venecia, hace 31 años, la película “Mujeres al borde de un ataque de nervios” el entonces Presidente del Jurado, Sergio Leone, quería premiar su cinta.

“Reirá, reirá. Ciertamente el viejo Almódovar reirá cuando sostenga en sus manos el León de Oro por toda una carrera que la dirección de la Mostra le ha concedido (justamente) pero tal vez en el fondo de su corazón sienta una pizca de rabia melancólica al no haber obtenido nunca en su larga y animada vida el primer premio de ninguno de los dos festivales más importantes, la propia Mostra y Cannes”, decía textual el periódico italiano que da cobertura al Festival de la ciudad de los canales.

Era Gian Luigi Rondi, de la era de la Democracia Cristiana y “Entre tinieblas” le parecía una película muy obscena. Afortunadamente los problemas con Rondi trascendieron a la prensa y esto generó mucha empatía en el Festival con lo cual fue imposible sacarla de la Selección, recordó el cineasta manchego que en 1988 volvió con “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, lo recuerdo como una gran fiesta. La rueda de prensa era como un gran teatro, una puesta en escena. La risa predominaba en todos los periodistas, las actrices estaban espectaculares. Ganamos el premio a Mejor Guión. El recuerdo que yo tengo es que dimos la imagen de una España ultramoderna”.

Read More
0

Scarlett hizo catarsis al actuar un divorcio

Artículo publicado en El Universal

Marriage story logra llevarte por la soledad, el desconcierto y lo desgarrador que puede ser el proceso de un matrimonio que se rompe.

“Vivir con otro actor es complicado. Tiene que haber un entendimiento real de cómo compartes tu tiempo, especialmente cuando las carreras de las dos personas van al mismo ritmo”, explicó entonces.

Tras presentar en Venecia la cinta del director neoyorquino que compite por el León de Oro, Johansson ha sido muy cautelosa en qué contar y qué no al hablar de la película que tiene muchas similitudes con su historia, pues habla de un matrimonio que pese a querer separarse de la mejor forma se ve atrapado en lo complicado del proceso y la agresividad del mismo y que tiene un hijo por el que pelear custodia. La actriz contó que cuando llegó a hablar con Baumbach por primera vez acerca de la cinta ella justo estaba atravesando por su divorcio.

“Esta película fue una experiencia que me ayudó a hacer catarsis”.

“Su dinámica es parecida a la de la familia de la que provengo. Hay muchas partes de su carrera con las que me puedo identificar”, recordó la niña prodigio que era empujada a los castings por su madre, una actriz y productora de cine que fue su mánager hasta 2012.

La Mostra arranca llena de polémica

Artículo publicado en El Universal

Como dicta el protocolo, la primera rueda de prensa del festival de cine más antiguo del mundo estuvo a cargo del Jurado presidido por Lucrecia Martel y que también conforma el fotógrafo mexicano Rodrigo Prieto.

Este festival comienza rodeado de polémicas con las declaraciones de su director, Alberto Barbera, quien sustentó su decisión de tener estas obras al afirmar que “la historia del arte siempre ha estado llena de criminales y no por eso los hemos borrado”.

Al mismo tiempo reconoció la importancia que tiene poder abrir estos debates en un Festival de esta envergadura y alcance.

Agregó que no puede ponerse por encima de todas las cuestiones judiciales que sigan dando vueltas en torno a él, pero que sí puede solidarizarse con la posición de la víctima para quien ese tema ya está terminado.

Venecia reprueba en igualdad. Este año la Competencia del festival sólo cuenta con dos cintas dirigidas por mujeres y eso ha traído muchos dolores de cabeza a Barbera quien ha sido duramente criticado porque de las 21 películas a concurso, sólo dos están dirigidas por mujeres: Babyteeth, de Shannon Murphy, y The perfect candidate, de la árabe Haifaa Al- Mansour, es decir, que sólo 9.5% de los filmes tiene a mujeres al frente.

Cuando nuestros ídolos de la infancia se convierten en víctimas

Columna publicada en El Universal

Conocer la historia de cada una de esas estrellas de las que eras fan y luego compadeces es una bofetada a las ilusiones con las que crecimos.

Pero lo que más me asombra de estas historias no es que en la mayoría de ellas exista un mánager truculento o una casa discográfica que se queda con las ganancias de forma inequitativa o los productores que empujan a la criatura al vacío con tal de lograr el estreno del momento.

Lo peor es que la historia se repite una y otra vez, pese a los candados legales que se han puesto para detener estos abusos

Coogan se convirtió en el infante mejor pagado de su época pero, al morir su padre, su madre se casó con su mánager y, cuando quiso acceder al dinero que había ganado, ambos se negaron a dárselo (además de que se lo habían gastado casi todo).

Tras la furia que esto generó en la opinión pública se creó la famosa Ley Coogan que protege a los niños artistas de Estados Unidos.

Ahora, cuando me siento a ver una película infantil con mis hijas o me cuentan con emoción lo que hace la joven youtuber del momento, puedo percibir cómo ellas desearían ser esas niñitas adorables que parecen tener el mundo a sus pies y siento envidia al darme cuenta de lo alentador que era cuando yo también creía que esa fantasía existía.

Brad y Leo. No fotos y no ventanas

Entrevista publicada en El Universal.

El silencio antes del encuentro con Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en el Hotel Carlton de Cannes es notorio. Para poder acceder a ellos todas las cámaras de los celulares son tapadas con cinta adhesiva.

Ambos se ven cómodos de estar el uno con el otro y confirmaron que el bromance (como se suele decir a las grandes amistades entre hombres) del que el mundo está hablando es real. Y es que según contaron, cuando te conviertes en una gran estrella te apartas de todo y es precisamente en el trabajo en donde logras crear tus vínculos más importantes.

Pitt por su parte, interpreta al doble de DiCaprio y el amigo y conductor, Cliff Booth. Y si algo dejó claro Leo es que después de trabajar juntos en esta cinta a Brad lo considera un verdadero amigo. Pitt en su estilo bromeó: “Yo todavía estoy en el proceso de evaluarlo pero luce bien tiene buenas perspectivas. Siento un gran respeto por él. Si Leo se fuera ahora mismo, dejaría una marca indeleble en la historia cinematográfica”.

“Para los dos algo esencial para trabajar es el director y el guión. Si eso funciona entonces viene lo demás y si todo se alinea para que ambos elijamos el mismo proyecto, genial. En este caso todo se dio”, explicó DiCaprio.

“Es algo que no nos molesta. Por favor ¡ellos eran los mejores! Recuerdo que mientras veía Butch Cassidy and the Sundance kid en el autocinema cuando estaba en primero de primaria, al final no podía parar de llorar pero no quería que mis padres me vieran, me daba vergüenza”, dijo Pitt.

“Es una gran respuesta, estoy de acuerdo”, coincide Leo.

“Ese es otro gran tema, ver cómo nuestra industria cambia. El lado bueno es que surge una riqueza de historias interesantes y creativas. ¿Qué significa eso para la experiencia cinematográfica y comunitaria? Es lo que está en cuestión”, dice Pitt.

Margot Robbie, La diva irresistible de Hollywood

Entrevista publicada en Glamour.

Los rasgos de su rostro son perfectos, simétricos, como esculpidos con cincel. Por si fuera poco su 1,68 metros de estatura la hace imponente. Y como si no lo hubiera ganado todo en la lotería de la genética, una belleza que podría tener la pega de ser un poco abrumadora, en Margot Robbie se vuelve irresistible porque además la estrella australiana es inteligente, simpática, no tiene poses y sabe reírse de sí misma. Con esto es fácil imaginar por qué se ha convertido en una de las actrices de Hollywood más buscadas y con la agenda llena de estrenos hasta el 2023 (por lo menos). Pero a Robbie no solo la adora la cámara sino que el cine y su mundo son su ambiente natural. Se siente segura dentro y fuera de las alfombras rojas, los flashes no la inquietan ni toda la parafernalia que suele rodear los estrenos de las megaproducciones hollywoodenses como es sin duda Érase una vez en Hollywood, la nueva película de Quentin Tarantino en la que Margot interpreta nada menos que a Sharon Tate, la mujer del director polaco Roman Polanski cuya vida tuvo un trágico final y que se ha convertido en un icono de los años 60, pues como bien dijo su coestrella Brad Pitt en la rueda de prensa oficial de Cannes, su brutal asesinato significó la pérdida de la inocencia de un país que parecía vivir sus años dorados. Para poderse poner en la piel de Tate, Robbie tuvo que explorar una década desconocida para ella y hacer una ardua investigación según le cuenta a GLAMOUR: “En general, siempre lo hago así, mi proceso como actriz es ir diseñando cada papel detalle a detalle, pero en este caso se trataba de una época que no había explorado nunca. No sabía que todo se iba a centrar en el año de 1969 así es que empecé a investigar lo que ocurría desde principios de los años 60y lo cierto es que descubrir esa época fue algo muy nuevo y fascinante para mí”, nos explica la actriz nominada al Oscar en un encuentro en el Hotel Carlton de Cannes al día siguiente de haber presentando por primera vez al mundo la esperada película.

Al ver a Margot en la gran pantalla interpretando a Sharon Tate es imposible no pensar en las similitudes entre ambas: bellas, talentosas y con un carisma muy especial. Pero por más que Robbie se lo pensó asegura no sentir ninguna similitud con Tate: “Porque ella era demasiado fabulosa, es imposible acercarse a su perfección. Creo que el único momento en el que me sentí muy identificada con Sharon es en la escena en la que ella va al Teatro Bruin de Los Ángeles a verse así misma actuando en la gran pantalla. Y esa sensación y emoción de verme a mí misma, interpretando a Sharon que a su vez se está viendo así misma en la pantalla grande fue fantástica. Literalmente estaba en la butaca haciendo las mismas caras, moviéndome con la música, estaba simplemente absorta, fascinada con la experiencia. Creo que eso es lo maravilloso del cine, tener esta vivencia comunal en donde puedes estar con las demás personas y ver cómo cada quien puede tener diferentes reacciones ante una situación o cómo, a veces, todos lo hacen de la misma forma. Eso es lo fascinante”. Algo que también diferencia mucho a Margot de su personaje es la época en la que a ambas actrices les has tocado ser famosas: “La verdad es que esa es una duda que siempre tendré, el cómo era ser una estrella en Hollywood en 1969 y la diferencia a cómo es serlo en la actualidad. Lo que sí imagino es que el paisaje era muy diferente. Y sí, también creo que las redes sociales lo han cambiado todo”, nos dice sonriente, acto que no deja de repetir. Aunque parezca difícil de creer, dice que también se siente insegura antes de interpretar una película: “Imagino que cualquier actor que no es un completo narcisista tiene estos momentos en los que duda de sí mismo. Quizá no lo expresas con esa astucia entrañable pero completamente cómica como Rick Dalton lo hace en esta película, pero seguro los tienes”, explica refiriéndose al papel que interpreta Leonardo DiCaprio en el que se pone en la piel de una estrella de películas wéstern decadente y obsesionado con no perder su fama y prestigio en los sets de Hollywood. “Hay escenas en las que me puedo ver reflejada de alguna forma, como en las que Rick Dalton se pregunta, ‘¿practicaste tus líneas? No,¡claro que no lo hiciste!’ ¡Yo podría  repetir esa frase!”, dijo entre risas. “Porque hay momentos en el set en los que te preguntas, ‘¿lo hice bien? ¿lo debería haber hecho diferente?’ Y creo que tener esas voces en tu mente es una cosa muy humana”, continuó.

Es cierto que a Robbie le queda mucho camino por recorrer ha rodado una película con Nicole Kidman, pronto le dará vida a Barbie, hará una cinta de la posguerra mundial para después ponerse en la piel de Marian, el amor de Robin Hood. Pero el papel de Sharon Tate se le quedará en la piel para siempre porque, según ella misma cuenta: “Quentin me dijo que ella es el corazón de la historia. Ojalá tuviera en otras películas la posibilidad que he tenido aquí de desarrollar el personaje, más con la mirada que con las palabras. Siento que he honrado su memoria. Su tragedia significó el final de la inocencia”.

 

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to dFlip 3D Flipbook Wordpress Help documentation.

Ya era hora de tener una sirena negra

El día que Disney anunció que la cantante afroamericana Halle Bailey sería La Sirenita en su nuevo live action, las redes sociales se revolucionaron con comentarios en contra y a favor. 

Cuando Disney hizo las películas de Blancanieves y Cenicienta eran los años 30 y 50 respectivamente. Décadas en las que la mujer tenía que centrarse en ser una buena ama de casa y dar calor de hogar a la familia cocinando, limpiando y manteniendo el orden. También eran jóvenes ingenuas y frágiles, algo que se asociaba con la femineidad. La bella y la Bestia de los años 90 revolucionó esa imagen y marcó otro momento clave: a la gran pantalla llegó una princesa que además de ser guapa leía mucho, quería conocer otros mundos y era autosuficiente. Ni hablar de Tiana, la princesa del año 2000 que se convierte en empresaria, no se deja seducir por un príncipe fanfarrón y está dispuesta a todo con tal de lograr sus sueños. Con esto, más allá de si la nueva sirenita debe ser blanca y pelirroja lo que debemos cuestionarnos es hacia dónde nos quiere llevar Disney ahora

Cuando el autor danés Hans Christian Andersen escribió en 1836 el cuento en el que se inspira la historia de esta bella criatura marina era la época del colonialismo europeo en la que los africanos estaban siendo despojados de sus tierras y a lo único que podían aferrarse era a sus historias, entre las que siempre han estado las sirenas, que para ellos son seres con quienes han convivido durante milenios y a los que se les atribuyen grandes poderes en la vida cotidiana. Ha habido sirenas negras desde el principio de los tiempos y mucho antes de que Andersen y Disney crearan a Ariel. Desde la perspectiva de la historia, lo justo es pensar que ya era hora de volver al origen y de tener una sirena negra con la que cualquier chica pueda soñar.

El incierto futuro del cine

Columna publicada en El Universal.

La pregunta ha estado en el aire en los últimos años en los que la popularidad de las plataformas digitales ha explotado pero el debate se ha vuelto urgente pues el cambio ya no es algo imaginario, está aquí. Netflix cambió la forma que tenemos de ver las películas pero es sólo la punta del iceberg pues pronto llegarán otras formas de streaming como Disney, Apple, Warner Bros, etc. 

Algo clave será la selección pues más que nunca los productores se están preguntando qué piezas son suficientemente originales para estar en un cine y todavía no hay un patrón claro del comportamiento de las audiencias. Por ejemplo, en el caso de Crazy Rich Asians, de Jon M. Chu, sucedió todo lo contrario a lo esperado y la cinta fue una llamada masiva para acudir a las salas recaudando una taquilla de 26 millones de dólares el primer fin de semana que la convirtió en la primera película realizada para el público asiático-americano que logra esta posición. 

En los años 90’s cuando aparecieron los compact disc la industria del vinilo casi desapareció. Sin embargo, dos décadas después, cuando todos la daban por muerta, empezó a resurgir. Primero fueron los adultos nostálgicos que querían revivir su juventud con los Beatles, Led Zeppelin, y otras joyas de los años 60 y 70’s. Pero los que realmente le están dando un vuelco a la industria son los millenials que se han dado cuenta de que la calidad del sonido del vinilo (más cálido que el digital), la experiencia de tenerlo entre tus manos y disfrutar de algo más que las notas como lo es el arte de las portadas es más interesante que hacer una descarga. 

Read More
0