Arriaga retrata a mexicanos deportados y decepcionados

Artículo publicado en El Universal

Aunque no compite por el León de Oro forma parte de la Selección Oficial. Acompañado por sus productores y la actriz Isabel Aerenlund, Arriaga llegó sonriente a la proyección del filme con el que cuenta la historia de un comando militar de las fuerzas áreas estadounidenses que visitan un poblado en la frontera de México para honrar la muerte de un soldado mexicano que luchó en la guerra de Irak y luego fue deportado.

“Ese era el tiempo para el que daban los recursos que teníamos”, dijo a EL UNIVERSAL el realizador.

“Varios de ellos son amigos míos del pueblo muy queridos”. La historia surgió cuando fue a Nuevo México a hacer la búsqueda de locaciones y entró a muchas casas de migrantes. “En la mayoría de ellas tenían sus altarcitos con sus hijos muertos en batalla. Y muchos de ellos pensaban que iban a tener la residencia americana porque si luchas en el ejército obtienes la green card para ti y tu familia pero muchos de ellos fueron deportados y su familia se sentía muy decepcionada. De ahí es de dónde vino esta idea porque el tema es muy complejo. Es algo que me tocó profundamente”, aseguró el realizador, quien en Venecia se siente como en casa.

Deja un comentario