Alfonso Cuarón presenta El resplandor en Cannes junto a la hija de Stanley Kubrick

Artículo publicado en El Universal. Cobertura Festival de Cannes 2019.

Cannes, 17 de mayo de 2019. Al lado de Katharina Kubrick, Leon Vitali (asistente personal de Kubrick durante la filmación de El resplandor), Cuarón fue invitado por el Festival de Cannes para hablar del legendario filme del director estadounidense cuya versión restaurada en 4K se proyectó en el marco de Cannes Classics del Festival de Cine de Cannes.

Katharina, muy emocionada al hablar de su padre, no pudo contener las lágrimas y decir lo mucho que se le extraña al cineasta, “ahora que soy una mujer de 65 años y mi padre tendría 90 puedo decir que lo extraño cada día y hablamos de papá a diario y de sus filmes y de lo que me doy cuenta al hablar de él es que era un artista de una nueva forma de hacer cine de culto y que no hizo películas palomeras que se olvidan con el tiempo y que tienen muchas capas de las que las personas todavía hablan después de medio siglo”.

También advirtió, “esta es una película realmente cool así que por favor no hagan caso a todas las estupideces de las teorías de la conspiración que se han dicho de él”. Alfonso, muy aclamado al entrar a la sala Debussy y subir al estrado, aprovechó el comentario de Katharina para bromear y decir con ironía que, “yo estoy en desacuerdo. El resplandor es una película acerca de la teoría de la conspiración del falso alunizaje del hombre, es acerca del holocausto y de hecho, esta noche la vamos a ver de atrás hacia adelante porque es así como ves el mensaje final que Kubrick realmente quería transmitir”, dijo provocando las risas y los aplausos del público.

Cuarón también contó que habló con muchos de los colaboradores que hicieron el filme con Stanley, como Vitali o Spilberg, y a través de los años lo que encontró increíble es que todos coinciden en que, “Kubrick, quién realmente se hubiera reído de todas estas teorías de la conspiración, en lo que realmente creía era en que los filmes no tenían que ser explicados sino experimentados un poco como la música, solía decir.

Y todas estas interpretaciones que haces de la película hablan más acerca de ti que de la película. Pero, ¿no es ése el verdadero propósito del arte, confrontarnos con nuestra imaginación y con quiénes somos?

Así que creo que es muy importante mencionar también el aspecto técnico porque lo que van a ver es un 4K transfer que a Kubrick le hubiera encantado y León Vitali puede corroborarlo porque trabajó muy cerca de Kubrick y sabía lo mucho que a Stanley le preocupaba que la imagen de la película fuera lo más fiel posible”, explicó.

“Quiero compartir una anécdota con ustedes del rodaje de Barry Lyndon para la cual Kubrick necesitaba para el doble de Ryan O´Neal a un amputado de una pierna. Y cada vez que Kubrick pedía algo todos se lo tomaban muy en serio porque como saben era muy detallista. Así que llegó a checar a sus extras para ver cuál funcionaba y se dio cuenta de que todos tenían una pierna atada hacia atrás y de inmediato dijo, “pero estos chicos no están amputados” y se enojó muchísimo.

Su equipo corrió a buscar personas que pudieran cumplir con esa descripción y se las pusieron todas en fila y estaban muy nerviosos y orgullosos de que habían conseguido a todas estas personas para Kubrick pero cuando él llegó, se los quedó mirando y dijo, “wrong fucking leg (la maldita pierna incorrecta)”, contó volviendo a provocar aplausos y risas en la Sala en la que no cabía un alfiler.

“Desde que conozco esa anécdota cuando trabajo con mi equipo de producción  –que muchos de ellos trabajaron con Kubrick- y traen algo que no saben si me va a gustar o que hay dudas, la forma rápida para preguntarlo es ¿maldita pierna incorrecta?”, finalizó el cineasta que según se dijo sólo vino a la Riviera francesa para hacer esta presentación.

Deja un comentario